miércoles, 4 de febrero de 2015

Magdalenas de vainilla con un extra de proteína (opcional)

¿Qué hay mejor que unas deliciosas magdalenas que, a la vez, te dan buenos nutrientes? Esas magdalenas que puedes comer y no sentirte culpable si te pasas de ración. Simplemente, ¿qué hay mejor que unas magdalenas caseras? Si nunca habéis cocinado repostería, veréis lo bien que sienta comer algo que te has trabajado, sabe cien veces mejor que cualquier bollería que se compre en tiendas.

Los ingredientes, además, no son nada raros. Ingredientes que todo el mundo tiene rondando por casa.


*Proteína: opcional. La proteína isolada de soja es una forma rápida de conseguir proteínas si tienes carencia de ellas y eres vegano. Si le añadís proteína, recordad aumentar la cantidad de leche hasta que la masa tenga una buena consistencia.

INGREDIENTES
1 y ¼ taza harina
1 taza azúcar
1 cdita bicarbonato
½ cdita sal
¾ vaso leche de soja
½ vaso aceite de oliva/girasol
2 cdas vinagre de manzana
2 cditas vainilla

PASOS
Estas magdalenas son muy fáciles de crear, lo más importante es que no queden grumos en la masa y que no nos olvidemos de echar el vinagre de manzana, el cual hará de sustituto del huevo.

Mezclamos en dos recipientes separados los ingredientes secos (harina, azúcar...) y los húmedos (leche, aceite, vinagre...). Mezclamos bien y luego añadimos poco a poco los ingredientes húmedos en el recipiente de los secos.

Mezclamos durante unos minutos para evitar grumos.


Si, como yo, añadís proteína, veréis que la cantidad de ingredientes húmedos no es suficiente. Añadid hasta que la masa os quede de esta consistencia:




Una vez lista la masa, precalentamos el horno a 180ºC. Colocamos la masa en recipientes para magdalena con ayuda de una cuchara o una manga pastelera.

Las metemos al horno con una bandeja y las dejamos unos 20-30 minutos, dependiendo de cada horno. Para saber si están listas, pinchar con un cuchillo y, cuando salga limpio, es momento de sacarlas.



¡Y listo! Si queréis decorarlas como yo, es muy sencillo. Yo hice dos tipos: con nuez y con azúcar. Lo único que hice fue colocar una nuez encima de las magdalenas redondas antes de meterlas al horno, y una cucharadita de azucar en las de forma de corazón. ¡Simplemente eso! Y le da un toque y sabor increíbles.


¿Probaréis estas deliciosas magdalenas? No notaréis la diferencia de las normales si lo hacéis sin proteína, y si decidís hacerlas con proteína, tened en cuenta que el sabor y la consistencia cambiará algo, pero están muy buenas igual. ¡Espero que os animéis a probarlas!

6 comentarios:

  1. ¡Que buena pinta tienen! Y seguro que estan riquisimas ;-)

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola guapa!
    He guardado la página en favoritos para que no se me pase♥
    ¡Espero poder hacerlas prontito! Se lo he comentado a mi novio y ya me esta pidiendo muchas jajaajaj
    Besitos<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohh genial :3 ¡Si las haces pronto pasa foto! <3

      Eliminar
  3. Ayyyy pero que pintaza por favor, ahora quiero comer unas. Me lo apunto porque seguro que las haré.
    Saludos.

    ResponderEliminar